Temas de Interes
Por qué los padres deben dejar que los hijos se equivoquen

Este es el mensaje que nos trasmite la profesora y escritora Jessica Lahey en un reciente artículo (The Atlantic): dejad que vuestros hijos se equivoquen, no los amparéis en exceso, no practiquéis el overparenting, el hipercontrol, el proteccionismo.

“Los niños cometen errores –dice– y, cuando los cometen, es vital que los padres recuerden que los beneficios educativos de sus consecuencias son un regalo, no una negligencia en el cumplimiento de su deber. Año tras año, mis “mejores” estudiantes –los que son más felices y que alcanzan el éxito en sus vidas– son aquellos a los que se les permitió equivocarse, se les responsabilizó de sus tropiezos y se les retó a ser la mejor persona que podían llegar a ser a pesar de sus errores”.

 
El comentario a la revista The Atlantic lo hace el blog Familia actual